Imágenes Satelitales Landsat

Departamento Aluminé

Cerro Batea Mahuida

Desplazar el mouse sobre la imagen para aumentar tamaño

 

Descripción de la imagen

El Cerro Batea Mahuida está ubicado en el centro – oeste de la provincia del Neuquén, a 320 kilómetros de la capital neuquina y a 68 km al norte de la localidad de Aluminé. En la imagen se puede apreciar al oeste el lago Icalma, en Chile, y al sur, la margen norte de los lagos Moquehue y Aluminé, flanqueados al norte por el macizo del Batea Mahuida. Se puede distinguir la ruta que conduce al país vecino por el Paso Icalma, y también al circuito Pehuenia. Es el elemento geomorfológico más referencial que se extiende al norte de la Villa Pehuenia, centro de servicios de esta área turística. Es accesible por dos vías: la ruta provincial 13 desde Zapala o la 23 desde Aluminé . Desde Chile, se ingresa por el paso Icalma. La Comunidad Mapuche Puel ha desarrollado un emprendimiento turístico en el Batea Mahuida, que cuenta con un Parque de Nieve que ofrece dos medios de elevación, un T-Bar de ancla de 700 metros de longitud, y un poma o ski-lift para principiantes de 150 mts.

En la imagen se distinguen el Lago Icalma (Chile) al oeste, y los lagos Moquehue, Puchón y Aluminé en el borde inferior. El sector central destaca por su textura blanquecina, correspondiente con acumulaciones piroclásticas, salpicada de ramificaciones verdes, donde se desarrolla con mayor profusión la vegetación en valles y cañadones. Pueden distinguirse el Cerro Batea Mahuida Sur y el Cerro Batea Mahuida Norte. El límite internacional (divisoria de aguas) puede observarse en un trazo aproximadamente diagonal desde el vértice inferior izquierdo (sudoeste) al borde superior derecho (noreste). Al este se encuentra el Cerro y la Pampa de Piñihué; desde allí el arroyo Tuetué desagua hacia el Pacífico por el río Bío Bío y hacia el lado argentino, el arroyo del Arco desagua en el Lago Aluminé. La Pampa de Lonco Luán y el paso del Arco, se sitúan unos kilómetros al noreste, fuera de esta imagen.

El paisaje de la región es tipo compuesto, ante la participación de varios procesos geomórficos en la generación de las formas que presenta. Los centros de alimentación de la glaciación pleistocena local -determinada por el cambio climático del Cuaternario- aparecen concentrados al oeste y sur de los lagos Moquehue y Aluminé. Aparentemente, la distribución espacial de las lenguas glaciarias se caracterizó por un marcado control estructural, influencia se reconoce particularmente en la orientación de los ejes de las cuencas de estos lagos. Este proceso generó un abrupto relieve en el sector oeste de la imagen, encontrándose circos a lo largo del límite internacional y el gran valle glaciar troncal, que abarcó el área de los lagos mencionados.

Otras geoformas de erosión (estrías, surcos y rocas aborregadas); se hallan distribuidas hasta las cercanías de la curva de nivel de los ± 1.700 m. Esto indicaría que los espesores del hielo no fueron inferiores a los 450 m por sobre el nivel actual de los lagos. La zona de la laguna Puchón y otros cuerpos lagunares constituye un sector que dicho glaciar cubrió totalmente. Se ha mencionado en la bibliografía la presencia de drumlins rocosos con delgada cubierta de till. Las geoformas de acumulación (till) están esencialmente representadas por un paisaje irregular de elevaciones y depresiones propias de morenas de fondo. Las geoformas atribuibles a morenas marginales son limitadas.

Breves cierres morénicos y cortas morenas laterales, parcialmente desmanteladas por fenómenos de deslizamientos, se observan al pie de los dos amplios circos glaciarios ubicados sobre el borde norte de la meseta de Piñihué. Entre ambos se reconocieron remanentes de una probable morena mediana de reducida extensión. Pequeñas morenas frontales se reconocen en los umbrales de algunos circos glaciarios de las cercanías del cerro Batea Mahuida Norte. Han generado por endicamiento lagunas de aguas permanentes. En color gris claro se observan la roca expuesta (relictos) de las planicies estructurales lávicas, integradas por la Formación Tipilihuque (Turner 1976), sometidas a posterior degradación por procesos erosivos. El sector occidental muestra los efectos de la profunda erosión glaciaria. Sólo se conservan las aisladas y reducidas planicies estructurales lávicas de los cerros Piñihué, Batea Mahuida Norte y Chañy, las que son consideradas relictos (testigos) de la Formación Tipilihuque.

El margen oeste del plateau plioceno de Pampa de Lonco Luan-Meseta del Arco se extiende con sentido norte-sur en alturas regulares entre 1550-1650 metros. En el sector norte del estudio y adyacente al límite internacional se halla la caldera de Pino Hachado, (fuera de la imagen) que representa una manifestación volcánica de características excepcionales, que ha sido adjudicada al Pleistoceno (1,4-1,6 Ma; Muñoz Bravo et al. 1989, en Suárez y Emparán 1997).Una explosión pliniana del volcán Sollipulli (2900 años AC., Naranjo et al. 1993), generó una facies distal de caída, que cubrió la zona de estudio. Sus indicios han sido reconocidos más al este en territorio argentino, alcanzando las proximidades de la población de Las Lajas, en Neuquén. Actualmente constituye una discontinua cobertura de una degradada planicie cinerítica previa y bastante homogénea superficialmente. Sus remanentes dispersos –de espesores y extensiones muy variables- exponen su mayor continuidad en la pampa de Lonco Luan y en la meseta del Arco.

Bajo un régimen con importantes precipitaciones (1.000 mm anuales), se configura una importante red de drenaje, donde se destaca mas al este (fuera de la imagen) el delta del arroyo del Arco que desemboca en el lago Aluminé. Las numerosas y profundas cárcavas que aparecen atravesando los niveles de cineritas (depósitos de cenizas y pómez volcánicas) en la zona cercana a la Villa Moquehue, son las evidencias recientes de un ciclo de erosión acelerada, el que aparentemente se halla promovido por un incremento de las precipitaciones y eliminación de la cubierta vegetal (bosques).

El clima propicia el desarrollo del bosque andino patagónico, que en esta zona es abundante en ejemplares de Araucaria araucana, además de ñire, lenga, coihue, ciprés de la cordillera y caña colihue, aunque a lo largo de toda la costa norte de los lagos Moquehue y Aluminé se ha extendido en gran medida la vegetación exótica, proveniente de forestaciones generalmente del género Pinus. Existen evidencias de suelo desnudo (en coloraciones claras alrededor de Villa Pehuenia) producto de la urbanización, apertura de caminos y usos espontáneos de las áreas costeras. Cabe recordar que este sector no esta protegido por ningún organismo de conservación. En el área existen dos reservas de jurisdicción provincial: Chañy, al sur de la Angostura entre los dos lagos, y Batea Mahuida, en el cerro homónimo.

Citas Bibliográficas:

-Gonzalez Diaz Emilio F. e Inés Di Tomasso, 2010. Geomorfología de la Región de los Lagos Moquehue
y Aluminé: Consideraciones acerca de las Propuestas Calderas Meseta del Arco y nacimientos del
Aluminé (Neuquén). Revista de la Asociación Geológica Argentina 66 (3): 438 - 451 (2010)
-Naranjo, J.A., Emparán, C., Moreno, H. y Murphy, M. 1993. Vulcanismo reciente-explosivo en la
caldera del volcán Sollipulli, Andes del Sur (39°S). Revista Geológica de Chile 20(2): 167-191.
-Suárez, M. y Emparán, C. 1997. Hoja Curacautín, Regiones de la Araucania del Bío Bío.
Carta Geológica de Chile 71, escala 1:250.000, 105 p., Santiago.
-Turner, J.C.M. 1976. Descripción Geológica de la Hoja 36a, Aluminé, provincia del Neuquén.
Servicio Geológico Nacional, Boletín 145, 79 p., Buenos Aires.
-Zanettini, J.C.M., Leanza, H.A. y Gusiano, L. 2007. Hoja Geológica 3972-II Paso de Pino Hachado,
escala 1: 250.000, Provincia del Neuquén. IGRM, SEGEMAR (inédito), 120p., Buenos Aires.

Dra. Elizabeth I. Rovere
Dirección de Geología Regional SEGEMAR

MSc. Paloma Martínez
Universidad Nacional del Comahue