Imágenes Satelitales Landsat

Departamento Catan Lil

Pampa de Cura Co

Desplazar el mouse sobre la imagen para aumentar tamaño

 

Descripción de la imagen

La imagen satelital corresponde a un área ubicada al Sureste del departamento Catan Lil, el cual se enmarca en la subregión árida Mesetiforme, de la Patagonia extra-andina. Este ambiente semiárido presenta una alta tasa de evapotranspiración, escasas precipitaciones (fundamentalmente de origen pluvial, aproximadamente 300 mm anuales concentrados principalmente durante la época invernal) y fuertes vientos (predominantes de los cuadrantes SO y NO).

El paisaje se compone de una extensa planicie situada aproximadamente a 1300 m.s.n.m., compuesta por rocas y coladas basálticas, las cuales están cubiertas por rodados de origen glacifluvial. Estas planicies se formaron por erupciones volcánicas producidas durante el ciclo ándico, ocasionando el fenómeno de “inversión de relieve”, muy común en la Patagonia extra-andina. Dicho fenómeno está determinado por procesos de erosión eólica que actúan sobre las áreas de estratos sedimentarios, desgastándolas y dejando expuesta la roca madre en superficie. Esto provoca su depresión respecto al resto de la superficie, cuya cubierta está constituida por material más resistente y consecuentemente más difícilmente erosionable. A partir de allí se origina ésta inversión de relieve, en la cual las mesetas basálticas se destacan en el paisaje del resto del relieve. Entre las coladas y en forma aislada emergen conos volcánicos del Cuaternario, de diferentes formas y con importantes pendientes, que coinciden con las mayores elevaciones del área, tal como se observa en el sector inferior derecho de la imagen.

Los procesos dominantes están muy relacionados al tipo de relieve: en aquellos sectores planos, de escasa pendiente, predominan la deflación como consecuencia de los fuertes vientos del Oeste. En la imagen puede observarse las consecuencias de la acción del viento por las formas lineales con disposición oeste a este, coincidentes con la dirección de los vientos dominantes. En los bordes de meseta los procesos se asocian a derrumbes y deslizamientos de grandes bloques de basalto originados por la erosión del estrato subyacente. En sectores puntuales pueden apreciarse “afloramientos de basalto”, donde este tipo de roca queda en superficie principalmente por efecto de la erosión eólica e hídrica.

Otra importante característica que presenta la zona, representada en la imagen por líneas sinuosas, son los drenajes hídricos. Estos forman una red que converge hacia zonas topográficamente más bajas, donde se concentra mucha humedad, dando origen a los denominados mallines. Estas zonas deprimidas evidencian un alto contenido de humedad, en la banda visible aparecen representadas con los bordes de color verde oscuro debido a la presencia de vegetación con alta cobertura y densidad y con el centro de color negro debido a la baja reflectividad del elemento agua. En estos humedales, es posible el desarrollo de vegetación azonal, compuesta por juncáceas en el centro y por gramíneas en las áreas periféricas. Estos ambientes son generalmente utilizados para asentamientos de estancias o puestos, donde la principal actividad que desarrollan es la ganadería extensiva. La acción continua de altas cargas de ganado en los mallines acelera los procesos de degradación por efecto del pisoteo y la continua remoción de biomasa vegetal. Este tipo de disturbios derivan en la formación de cárcavas, en proximidades de los mallines. En consecuencia, el agua, al infiltrarse origina surcos de erosión en los bordes de estas áreas mallinosas, que pueden alcanzar varios metros de profundidad y que con el paso del tiempo permiten que la napa freática, que antes se encontraba a escasos metros de la superficie, descienda, profundizando tales surcos. En otros casos la alta evaporación del agua que sufren estas superficies degradadas, tiene como consecuencia la formación de salitrales y zonas de transición entre el ambiente de mallín y la estepa.

Fisonómicamente la vegetación predominante en estas pampas, corresponde al tipo herbáceo-arbustivo, con dominancia de especies tales como el neneo (Molinun spinosum), charcao (Senecio filaginoides) y diversas especies de Stipa y Festuca, estas dos últimas presentan un alto valor forrajero.

En la imagen pueden visualizarse distintas tonalidades en cuanto a la cubierta vegetal, esto se debe a los diferentes estados que presenta la misma, dado que existe un manejo diferencial de los distintos campos o potreros. Aquellos sectores que evidencian tonalidades más claras se asocian a zonas con mayor porcentaje de suelo desnudo, en las cuales la densidad vegetal es menor a causa de la pérdida de especies palatables, producto de la sobrecarga animal. Las diferencias espectrales se originan por el distinto grado de actividad fotosintética de la vegetación y el porcentaje de cobertura del suelo. Estos fenómenos se aprecian en la imagen a partir de zonas de mucho contraste que cortan la homogeneidad del ambiente en forma brusca y que también en el terreno presentan distintas tonalidades, las cuales se deben a la diferencia de intensidad del uso del suelo por la actividad ganadera, con la consecuente pérdida de la capacidad forrajera.

Asimismo, es posible observar claramente superficies con formas geométricas bien definidas, las cuales se deben a alteraciones de origen antrópico en el terreno; observándose en la izquierda la ruta nacional 40 y desde allí el camino de acceso a un área habitada por la comunidad mapuche Zuñiga. En el centro-se observan también líneas rectas producto de los alambrados que dividen los departamentos y dentro de los mismos, otros utilizados para dividir las tierras correspondientes a distintos superficiarios.

Laura Castro
Licenciada en Saneamiento y Protección Ambiental
Universidad Nacional del Comahue